Connect with us

Viral

¡Adiós a la Mala Circulación! Solución en 20 Minutos

A medida que vamos envejeciendo, la circulación sanguínea va comprometiéndose todos los días un poco más, especialmente en las piernas. En esta parte del cuerpo es donde recae todo nuestro peso cuando realizamos nuestras actividades diarias, por lo que al final del día los efectos de la falta de nutrientes, oxígeno, vitaminas y minerales se hacen presentes. Esto puede afectar al cerebro, el corazón y muchos otros órganos importantes.

Es por eso que en este artículo presentaremos una solución efectiva que te ayudará a controlar estos efectos peligrosos de la mala circulación. Los problemas de circulación sanguínea no excluyen a los jóvenes, incluso los deportistas pueden llegar a padecer de este mal. Por lo tanto, este tipo de procedimientos se aplica a todos por igual.

Advertisement

Remedio natural: cúrcuma

Una combinación entre un remedio natural milenario y el ejercicio físico es vital para curar la mala circulación. La cúrcuma es posiblemente una de las especias más conocidas de Asia y tiene poderosas funciones para restablecer el flujo de la sangre y la tranquilidad de los nervios. Para disminuir el dolor de las piernas producido por la mala circulación, lo mejor que puedes hacer es tomar una cucharada de polvo de cúrcuma en un vaso de leche tibia. Bébelo una o dos veces al día, según tu tolerancia al sabor. Puedes acompañarlo con miel para mejorar el sabor.

Ejercicio físico y movilidad

La actividad física es fundamental para complementar el remedio natural a base de cúrcuma para tratar la mala circulación. Se recomienda realizar una serie de ejercicios aeróbicos simples con el objetivo de dar movilidad a las piernas. Lo correcto es implementar una rutina de ejercicios básicos que dure al menos unos 30 minutos al día. Una vez que los dolores disminuyan, puede ser completada con una ocasional caminata de unos 10 a 15 minutos, aumentando gradualmente el nivel de exigencia.

Advertisement

Masajes para estimular la circulación

Los masajes son un plus al tratamiento de la mala circulación, ya que ayudan a estimular la masa muscular en la que los nervios comprometidos irradian dolor. Para realizar estos movimientos, se recomienda usar un poco de aceite de oliva como conductor, ya que sus propiedades oxigenantes proponen un alivio durante todo el tratamiento, especialmente a la hora de conciliar el sueño. La forma de dar el masaje es muy simple: después de impregnar el aceite de oliva en las piernas, con un poco de fuerza se hace presión a los músculos de forma ascendente y descendente. Luego, se utilizan pequeños golpes para despertar la membrana nerviosa de la pierna y reanudar la circulación.

No dejes de compartir esta información con tus familiares que padecen problemas de mala circulación y que no encuentran una solución práctica o económica para su mal. Si te resultó de utilidad esta información, compártela también con tus amigos. ¡No olvides suscribirte a nuestro canal para más remedios naturales!

Advertisement

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement