Connect with us

Viral

¡Alimentos para prevenir trombosis y mejorar la circulación!

En este artículo vamos a hablar sobre cómo prevenir una trombosis y qué alimentos pueden mejorar la circulación sanguínea. Las trombosis y los coágulos pueden ser prevenidos, y quiero contarte las tres cosas que, como cardiólogo, sé que te ayudarán a reducir el riesgo de tener una trombosis o un coágulo. Pero también quiero hablarte sobre los cinco mejores alimentos que serán tus aliados para mantener tu sangre más líquida, es decir, que forme menos coágulos. Y por último, quiero contarte cuáles son los principales síntomas de una trombosis en las piernas. La clave está en comprender por qué se forman los trombos y los coágulos y atacar esa causa.

La formación de trombos y coágulos

Un trombo es un tapón formado por plaquetas, proteínas y células que intenta sanar una herida o cubrir una lesión en un vaso sanguíneo. Sin embargo, en algunas situaciones, estos trombos se forman en lugares donde no hay lesiones y pueden obstruir el paso de la sangre a través del vaso sanguíneo, causando un accidente cerebrovascular, un tromboembolismo pulmonar o una trombosis venosa profunda. Es importante entender que hay tres cosas principales que contribuyen a la formación de los trombos: la sangre estancada, la inflamación y ciertos medicamentos o enfermedades.

Advertisement

Cómo prevenir la formación de trombos

La primera cosa que debemos atacar es la sangre estancada. El estancamiento de la sangre puede ocurrir cuando pasamos mucho tiempo sentados en un escritorio, viajando en avión o en automóvil durante largos períodos de tiempo o cuando mantenemos las piernas dobladas durante mucho tiempo, como en el caso de una cirugía o una lesión. Para prevenir la sangre estancada, es importante mover las piernas con frecuencia. Puedes levantarte cada hora o hora y media y mover los pies o ponerse de puntillas para activar los músculos de la pantorrilla y evitar la acumulación de sangre en las venas. Además, es importante evitar cruzar las piernas durante mucho tiempo y comenzar la rehabilitación tan pronto como sea posible después de una cirugía o una lesión. También es fundamental consultar a tu médico si es necesario tomar anticoagulantes para prevenir la formación de trombos.

Inflamación y alimentos que mejoran la circulación sanguínea

La segunda cosa que debemos atacar es la inflamación. Las células endoteliales que recubren las arterias y las venas juegan un papel importante en la formación de trombos. Si estas células están inflamadas, los trombos se formarán con mayor facilidad. Para reducir la inflamación y mantener las células endoteliales saludables, es fundamental seguir una alimentación saludable y evitar alimentos que puedan causar inflamación, como las harinas refinadas, el azúcar y las grasas trans presentes en los snacks y las bebidas azucaradas. Además, es importante evitar fumar, ya que el tabaco también puede inflamar las células endoteliales.

Advertisement

Existen varios alimentos que pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir la formación de trombos. Uno de ellos es el ajo, que contiene una molécula llamada lisina que reduce la inflamación y la oxidación en el cuerpo. Para obtener sus beneficios, es recomendable comer entre uno o dos dientes de ajo al día, preferiblemente crudos o poco cocidos. Otro alimento es la cúrcuma, que contiene una molécula llamada curcumina que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Sin embargo, es importante agregar pimienta negra a la cúrcuma para potenciar su absorción en el intestino. Otros alimentos que pueden mejorar la circulación sanguínea son el aceite de oliva, el tomate y el jugo de uva.

Es importante tener en cuenta que estos alimentos por sí solos no previenen la formación de trombos. La clave está en llevar una vida saludable, no fumar, controlar adecuadamente enfermedades como la diabetes y la hipertensión, y seguir una alimentación equilibrada y hacer ejercicio regularmente. Además, es importante prestar atención a los síntomas de una trombosis, como el dolor en una pierna, inflamación y cambios en el color de la piel, y consultar a un médico si se presentan estos síntomas para recibir el tratamiento adecuado.

Advertisement

En resumen, prevenir una trombosis y mejorar la circulación sanguínea requiere de una combinación de hábitos saludables, como mantenerse activo, evitar el estancamiento de la sangre, seguir una alimentación equilibrada y evitar el consumo de tabaco. Además, existen alimentos específicos que pueden ayudar a reducir la formación de trombos, como el ajo, la cúrcuma, el aceite de oliva, el tomate y el jugo de uva. Sin embargo, es importante recordar que estos alimentos no son una solución mágica y deben ser parte de un estilo de vida saludable en general.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement
Advertisement