Connect with us

Viral

¡Descubre el misterio que dejó a los científicos estupefactos en el hoyo más profundo!

¡Bienvenidos a este artículo sobre el fascinante pozo super profundo de Cola en Rusia! En este video titulado «Científicos cavaron el hoyo más profundo, pero algo rompió su perforadora» se presenta la historia de este increíble proyecto científico que buscaba estudiar la corteza terrestre y alcanzar una profundidad de 15 kilómetros.

Este pozo se encuentra en la parte helada de Rusia, donde las temperaturas invernales de menos 40 grados centígrados son comunes. Los científicos locales comenzaron a excavar en la década de 1970 con el objetivo de explorar las capas más profundas de la Tierra. Sin embargo, a medida que iban descendiendo, se encontraron con diversos desafíos que pusieron a prueba su ingenio y resistencia.

Advertisement

Al principio, la perforadora se adaptaba fácilmente a la roca de granito, alcanzando una profundidad de 7 kilómetros sin mayores dificultades. Sin embargo, a medida que iban encuentrando capas más densas, el taladro se rompía constantemente. Esto obligó a los científicos a cambiar el patrón de perforación y adaptarse a las condiciones extremas del subsuelo.

A medida que el pozo se hacía más profundo, la temperatura se volvía cada vez más caliente. Para sorpresa de los científicos, la temperatura subió hasta los 180 grados centígrados, lo cual afectaba el funcionamiento del equipo. Finalmente, en 1992, el trabajo se detuvo por completo y el pozo quedó abandonado.

Advertisement

Hoy en día, si uno visita este legendario lugar, es difícil imaginar que justo debajo de tus pies se encuentra un abismo de 12 kilómetros de profundidad. El pozo en sí parece un agujero pequeño y poco llamativo en el suelo, cubierto de musgo y óxido.

Además, el pozo super profundo de Cola está rodeado de mitos y leyendas. Uno de ellos sostiene que se escuchan sonidos extraños, como gemidos y gritos, provenientes de las profundidades. Sin embargo, esto no es más que una creencia sin fundamento.

Advertisement

Es interesante señalar que, durante esa época, muchos países se dedicaban al estudio de la corteza terrestre. Por ejemplo, Alemania aprendió de la experiencia del pozo de Cola y desarrolló una tecnología avanzada que les permitió perforar a altas temperaturas. Asimismo, en Baviera, se seleccionó una ubicación en la unión de dos placas tectónicas para llevar a cabo un proyecto similar.

En 1977, una empresa en Austria comenzó a perforar un pozo en un sitio que se creía tenía abundantes recursos, especialmente gas. Sin embargo, cuando el taladro ingresó a la cámara, el pozo colapsó. Aunque se intentó nuevamente con un pozo más grande, de 8,5 kilómetros, no se logró perforar la cámara de gas deseada.

Advertisement

Estos ejemplos muestran que el mundo se ha dedicado a explorar las profundidades de la Tierra en busca de diversos recursos. Sin embargo, no siempre se logran los resultados esperados. En Suecia, por ejemplo, se buscaba encontrar gas y petróleo en un enorme cráter de 50 kilómetros de diámetro, originado supuestamente por un meteorito. A pesar de la profundidad alcanzada, no se encontró nada de interés y la perforación tuvo que detenerse.

Uno de los pozos petroleros más profundos del mundo se encuentra en Oklahoma, más precisamente en el pozo Rogers. Con una profundidad de casi 95 kilómetros, esta compañía logró un gran avance en la industria petrolera. Sin embargo, su profundidad máxima se vio limitada por el encuentro con un depósito de azufre fundido que dañó la plataforma de perforación.

Advertisement

Como podemos observar, el ser humano ha llevado a cabo diversas exploraciones y proyectos para llegar a las profundidades de la Tierra. Desde el famoso pozo super profundo de Cola en Rusia hasta los proyectos de extracción de petróleo y gas en distintas partes del mundo, la humanidad ha demostrado una gran curiosidad por conocer los secretos que se esconden bajo nuestros pies.

En conclusión, el video «Científicos cavaron el hoyo más profundo, pero algo rompió su perforadora» nos muestra cómo los científicos se enfrentaron a numerosos desafíos en su intento por perforar el pozo más profundo en Rusia. A pesar de los problemas encontrados, esta aventura nos muestra el afán de conocimiento del ser humano y su deseo por explorar las profundidades de la Tierra.

Advertisement

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement