Connect with us

Viral

¡Descubre la impactante verdad detrás de la vacuna SINOPHARM!

En diciembre de 2020, la compañía Sinopharm de China anunció que su vacuna de Sinopán inactivada tenía una eficacia del 79,3%. Poco tiempo antes, a principios de diciembre, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron que esta misma vacuna tenía una eficacia del 86%.

Pero ¿qué es la vacuna china de Sinopharm inactivada? Bueno, como su nombre lo indica, es un tipo de vacuna inactivada. Este tipo de vacunas se utilizan desde 1950 y es probable que nosotros ya nos hayamos aplicado en el pasado un tipo de vacuna de este estilo, como por ejemplo, la vacuna de la rabia y la vacuna de la hepatitis A.

Advertisement

Hace tiempo que se trabaja con este tipo de vacunas, por lo que una de las grandes ventajas es que sus efectos son bien conocidos. Sin embargo, ¿cómo comenzó todo esto? Bueno, como ustedes saben, el virus SAR-CoV-2, el nuevo coronavirus, comenzó a fines de 2019. A principios de 2020, ya se había secuenciado genéticamente y aislado. Fue en enero de 2020 cuando Sinopharm decidió iniciar el desarrollo de sus vacunas ante la inminente pandemia.

Lo que hicieron fue tomar muestras de lavado bronquioalveolar de varios pacientes y seleccionar variantes del virus. Una vez seleccionada una de esas variantes, se hizo replicar en células especiales llamadas células Vero. Estas células son un tipo de célula de cultivo que proviene del epitelio, es decir, de lo que recubre ciertas partes del riñón de un tipo especial de mono, el mono verde africano.

Advertisement

Una vez que se tuvo suficiente cantidad del virus, se inactivó con una sustancia llamada beta propiolactona. Esta sustancia mata al virus, perdiendo su capacidad infectiva pero conservando su estructura necesaria para generar una respuesta inmune. A continuación, se agregó un aditivo llamado hidróxido de aluminio.

Es importante destacar la diferencia entre inactivar y atenuar un virus. Las vacunas a virus atenuados debilitan al virus, se inyectan en el cuerpo y la replicación del virus produce una enfermedad más leve que genera anticuerpos en el organismo. En cambio, inactivar es matar al virus y perder su capacidad de replicarse.

Advertisement

Además de las vacunas inactivadas, también existen vacunas de material genético, como ADN y ARN, y vacunas de proteínas, donde se toma una proteína del virus y se inyecta en el cuerpo humano. Sin embargo, la vacuna de Sinopharm es de tipo inactivado, lo que significa que no puede generar enfermedad en nuestro organismo.

El desarrollo de esta vacuna comenzó en enero de 2020 y se realizaron estudios preclínicos en animales para evaluar su seguridad y capacidad para generar anticuerpos. En junio del mismo año, se iniciaron los estudios de fase 1 y fase 2, que permiten evaluar la seguridad y dosis adecuada de la vacuna.

Advertisement

En el estudio de fase 1, se reclutaron 192 pacientes divididos en dos grupos: aquellos de 18 a 59 años y aquellos mayores de 60 años. Cada grupo fue dividido en tres subgrupos que recibieron dos, cuatro u ocho microgramos de la vacuna. Se evaluaron los efectos adversos, como dolor en el sitio de la inyección y fiebre, y se encontró que la vacuna era segura y generaba anticuerpos en el 100% de las personas.

En el estudio de fase 2, se reclutaron 448 pacientes sanos de 18 a 59 años y se evaluó principalmente la dosis adecuada de la vacuna. Se encontró que la dosis de 4 microgramos administrada en dos dosis, en el día 0 y el día 21, generaba una respuesta inmune adecuada.

Advertisement

Es importante mencionar que estos estudios de fase 1 y 2, si bien demuestran la seguridad y capacidad de generar anticuerpos de la vacuna, no son los estudios definitivos que avalan su eficacia y efectividad. Estos estudios de fase 3, que incluyen un grupo grande de personas, se encuentran en marcha en varios países, como Emiratos Árabes Unidos, Argentina y Perú.

Hasta el momento, más de 15 países han autorizado el uso de emergencia de la vacuna Sinopharm, lo que indica que ha demostrado ser segura y efectiva en la prevención de la enfermedad COVID-19. Sin embargo, es importante destacar que la duración de la inmunidad aún no se conoce y se necesitan más datos para determinar su eficacia contra nuevas mutaciones del virus.

Advertisement

En conclusión, la vacuna Sinopharm de China es una vacuna inactivada que ha demostrado ser segura y generar una respuesta inmune adecuada en los estudios de fase 1 y fase 2. Sin embargo, aún se necesitan más datos de los estudios de fase 3 para determinar su eficacia y efectividad. Mientras tanto, varios países han autorizado su uso de emergencia en la lucha contra la pandemia de COVID-19.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement
Advertisement