Connect with us

Viral

Misterio revelado: El asombroso secreto detrás del extraño comportamiento de este perro

En el video titulado «Un Perro Se Queda Mirando Una Pared Durante Días, Su Dueño Instala Una Cámara y Descubre La Razón», se presenta la historia de George Miller y su perro Crosby. George notó que Crosby se quedaba mirando fijamente a una pared durante días, por lo que decidió instalar una cámara para averiguar qué motivo tenía su perro para hacerlo.

Los perros son animales divertidos que a menudo hacen cosas extrañas y maravillosas para llamar nuestra atención. George sabía que Crosby estaba tratando de decirle algo, pero no podía averiguar qué era.

Advertisement

Antes de conocer esta historia, existe otro caso similar en General Roca, Argentina. Allí, un perro llamado Chicho constantemente miraba una pared azul en la parada de autobús del barrio Stefaneli. El perro pasaba la mayor parte del tiempo en esa parada, mirando fijamente la pared. Los videos de Chicho se hicieron virales en las redes sociales y la gente comenzó a preocuparse, pensando que el perro podía estar ciego o drogado. Sin embargo, un veterinario confirmó que Chicho estaba perfectamente sano.

George, inspirado por esta historia, decidió investigar por qué Crosby se quedaba mirando a la pared. El perro parecía estar esperando algo detrás del muro. A pesar de que muchas personas intentaron alejar a Crosby de la pared, él siempre movía la cola y continuaba mirándola.

Advertisement

La conexión entre George y Crosby

Antes de sumergirnos en esta historia, es importante destacar la relación entre George y Crosby. George, de 29 años, se había mudado a una nueva ciudad lejos de su familia y comenzaba a sentir la soledad. Para llenar ese vacío, decidió adoptar un perro. Crosby, un precioso cachorro de golden retriever, se convirtió en su compañero.

A lo largo de los ocho años siguientes, el vínculo entre George y Crosby creció cada vez más fuerte. Sin embargo, algo sucedió que hizo que George cuestionara todo. El comportamiento de Crosby cambió y George se preguntaba si era el mismo perro que había adoptado. Antes, Crosby era un perro dulce que disfrutaba jugar con otros animales. A menudo, no quería irse del parque cuando se encariñaba con otros perros.

Advertisement

Pero de repente, los dos mejores amigos de Crosby fallecieron, uno tras otro. Esto dejó a George y a Crosby devastados. George no se dio cuenta de inmediato de cómo esto afectó a Crosby y continuó con su rutina diaria, pasando por alto las señales de advertencia que su querido perro le estaba enviando.

La revelación de Crosby

Advertisement

Un día, al llegar a casa después de un largo día de trabajo, George esperaba que Crosby lo saludara con cariño como de costumbre. Pero en lugar de eso, encontró a Crosby mirando fijamente la pared de la sala de estar y sin responder a sus llamados. George intentó llamar la atención de Crosby de diferentes maneras, pero el perro seguía mirando la pared y sin responder.

Preocupado, George se agachó junto a Crosby y también miró lo que tanto llamaba la atención del perro. Sin comprender qué era lo que veía Crosby en esa pared, acarició al perro para reconfortarlo. Afortunadamente, después de recibir caricias, Crosby pareció calmarse un poco.

Advertisement

Pero la historia no termina ahí. Después de despertarse sediento en mitad de la noche, George pasó por el salón en busca de un vaso de agua. Fue entonces cuando notó que Crosby volvía a mirar fijamente la pared, esta vez con una expresión de tristeza. George decidió investigar más al día siguiente y descubrió algo sorprendente.

La sorprendente revelación

Advertisement

Mientras revisaba las imágenes de la cámara instalada, George notó que Crosby no miraba la pared cuando él estaba fuera de casa, sino que solo se acercaba a ella cuando George entraba en la habitación. Era como si el perro intentara comunicarse con su dueño y hacerle entender algo.

Animado por el ladrar alegre de Crosby, George inspeccionó la pared más de cerca y descubrió un agujero en el yeso. Intrigado, decidió meter la mano dentro del agujero y encontró algo inesperado: un pequeño gatito.

Advertisement

El gatito se había escondido entre los paneles sueltos de la pared y se parecía mucho al mejor amigo de Crosby. George se dio cuenta de que el perro había estado tratando de comunicarle que había algo dentro de la pared que necesitaba ayuda.

Luego de rescatar al gatito, George limpió cuidadosamente al pequeño felino y decidió llamarlo Rey. A pesar de que George intentó encontrar a los dueños de Rey, no tuvo éxito y decidió conservarlo. Crosby estaba encantado de tener una nueva compañía, e incluso permitía que Rey se acurrucara en su cálido pelaje.

Advertisement

Juntos, George, Crosby y Rey formaron una familia feliz. George ahora es más consciente de las señales que le envía Crosby y está dispuesto a escucharlo y cuidarlo como se merece.

Estas historias nos muestran una vez más lo especiales que son los perros y cómo pueden sorprendernos con sus comportamientos. Y tú, ¿has notado alguna vez a tu perro mirando fijamente a una pared? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Advertisement

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement