Connect with us

Viral

¡Oregano: El secreto para tu salud diaria!

El orégano es una hierba muy conocida y utilizada en la cocina, pero ¿sabías que también tiene importantes beneficios para nuestra salud? En este artículo vamos a explorar seis beneficios del orégano que están respaldados por la ciencia, así como algunos consejos para cultivarlo y aprovechar al máximo todas sus propiedades medicinales.

El orégano se puede consumir fresco, seco o como un aceite, y en todos los casos tiene nutrientes muy beneficiosos para nuestro organismo. Por ejemplo, una cucharada de orégano seco cubre el 8% de nuestros requerimientos diarios de vitamina K, una vitamina esencial para la coagulación de la sangre y para prevenir enfermedades cardíacas, deterioro cognitivo, osteoartritis y otras discapacidades físicas relacionadas con la vejez.

Advertisement

Esto es solo el principio de los beneficios que el orégano puede brindarnos. Desde combatir infecciones hasta prevenir la inflamación, esta hierba tiene propiedades que pueden mejorar nuestra salud en muchos aspectos.

El orégano es rico en antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres en nuestro cuerpo. Estos radicales libres son residuos que se acumulan debido al consumo de alcohol, tabaco, medicamentos y alimentos ultraprocesados, y están relacionados con enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardíacas. Varios estudios de laboratorio han demostrado que el aceite esencial de orégano contiene antioxidantes como el carvacrol y el timol, que pueden prevenir el daño celular causado por los radicales libres, además de ayudar a bajar el colesterol y los triglicéridos.

Advertisement

Una forma sencilla de aprovechar estas propiedades es combinar las hojas de orégano con otras verduras ricas en antioxidantes en una ensalada. Esto mejorará significativamente nuestra salud.

El orégano también contiene sustancias que lo convierten en un potente antibacteriano. Estudios de laboratorio han demostrado que el aceite esencial de orégano puede detener el crecimiento de varias bacterias, incluyendo la Escherichia coli y la Pseudomonas aeruginosa, dos bacterias que son comúnmente responsables de infecciones en personas. Sin embargo, es importante destacar que estos estudios se realizaron en laboratorio y aún no se ha determinado la concentración de orégano que se debería utilizar en personas para combatir infecciones.

Advertisement

Además de combatir bacterias, se ha demostrado que el orégano, debido a su contenido de carvacrol y timol, tiene propiedades antivirales. Es especialmente efectivo contra el norovirus, una infección viral que provoca diarrea, náuseas y dolor de estómago, y el herpes simplex. Estos hallazgos sugieren que el consumo regular de orégano puede ayudar a prevenir infecciones virales.

La inflamación es una respuesta natural de nuestro cuerpo ante una enfermedad o una herida. Sin embargo, cuando esta inflamación se vuelve crónica, puede contribuir al desarrollo de enfermedades como el cáncer y las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Estudios en animales han demostrado que el orégano puede detener la inflamación en ratones, lo que sugiere que también podría tener efectos antiinflamatorios en los seres humanos.

Advertisement

Además de estos beneficios, el orégano también ha sido utilizado tradicionalmente como un antigripal. Se cree que su consumo regular puede ayudar a aliviar los síntomas de la gripe, como el dolor de garganta, la falta de energía y la congestión nasal.

Es importante tener en cuenta que aunque se han encontrado propiedades en el orégano que pueden detener el crecimiento de algunas células cancerígenas, no se ha demostrado que pueda curar el cáncer. Sin embargo, su consumo regular puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades y mejorar nuestro estado de salud en general.

Advertisement

Para aprovechar las propiedades medicinales del orégano, podemos consumir sus hojas directamente en las comidas, agregar orégano fresco o seco en ensaladas, salsas o pizzas, o preparar una infusión de orégano. Para hacer la infusión, simplemente hervimos agua y agregamos una o dos cucharaditas de orégano por taza de agua hirviendo. Dejamos reposar durante 5 a 10 minutos y luego lo bebemos inmediatamente.

Si queremos consumir orégano de forma diaria, es recomendable conseguir orégano orgánico o cultivarlo en casa. Para cultivarlo, es importante saber que las flores son la parte que más propiedades medicinales y sabor tiene. Por lo tanto, es conveniente cosechar las flores desde mediados de verano y hacer una poda drástica en otoño, dejando tallos de 5 centímetros de altura. Las hojas que se recolectan durante la poda se pueden consumir y los tallos se pueden poner en agua para enraizar y hacer nuevas plantas de orégano.

Advertisement

En resumen, el orégano es una hierba con numerosos beneficios para nuestra salud. Desde su capacidad para combatir infecciones hasta su poder antioxidante y antiinflamatorio, el orégano puede ser una adición muy beneficiosa a nuestra dieta. Ya sea que lo consumamos fresco, seco o como un aceite, podemos aprovechar al máximo sus propiedades medicinales y mejorar nuestra salud en general.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement
Advertisement